Cómo usar Amazon Web Services (AWS) para tu negocio digital

¡Imagina transformar tu negocio digital de una pequeña operación en una fortaleza de eficiencia y productividad! ¿Suena a un sueño, verdad? Bueno, no tiene por qué serlo. Bienvenido al mundo de Amazon Web Services (AWS), la solución que ha cambiado las reglas del juego para millones de empresas digitales alrededor del mundo, y que puede hacer lo mismo por ti.

No importa si estás familiarizado con la jerga tecnológica o si la palabra ‘servicios en la nube’ te suena a un misterioso lenguaje de otro planeta. En este artículo, descenderemos del cielo de la tecnología y transformaremos ese vocabulario avanzado en conceptos claros y prácticos que te permitirán aprovechar al máximo AWS.

Desde almacenamiento de datos hasta análisis, pasando por machine learning y mucho más, AWS ofrece una gran cantidad de servicios que pueden impulsar tu negocio digital hacia nuevas alturas. Entonces, ¿por qué esperar? Acompáñanos en este viaje y descubre cómo AWS puede ser tu aliado estratégico en este mundo digital en constante evolución. ¡Te prometemos que será una lectura que revolucionará tu forma de ver y manejar tu negocio!

¿Qué es Amazon Web Services (AWS)?

Amazon Web Services (AWS) es una empresa que ofrece servicios en la nube. En pocas palabras, la nube es un lugar donde puedes almacenar tus datos, ejecutar aplicaciones y acceder a recursos informáticos sin tener que preocuparte por tener tu propia infraestructura física.

Imagina que necesitas almacenamiento, capacidad de cómputo o bases de datos para tu negocio. En lugar de invertir en servidores caros y potentes, puedes contratar los servicios de AWS. Básicamente, pagas una suscripción mensual y te conectas a los servidores, bases de datos y servicios que necesitas. AWS se encarga de procesar la información y tú solo pagas por lo que usas.

Esto es especialmente beneficioso para pequeñas y medianas empresas que no pueden permitirse grandes inversiones en infraestructura. También es útil para aquellas empresas que podrían invertir en su propia infraestructura, pero prefieren un modelo de pago por uso. Es similar a elegir entre comprar un vehículo o alquilarlo. Con AWS, puedes convertir los costos fijos en costos variables que solo aumentan si necesitas más capacidad, es decir, si tu negocio crece.

Además, AWS puede ser tu salvaguarda en caso de fallos en tu infraestructura actual. En minutos, puedes trasladar todas tus aplicaciones y usuarios a la infraestructura en la nube de AWS, garantizando la continuidad de tu negocio incluso en situaciones de emergencia.

Servicios que existen en AWS

Amazon Web Services (AWS) ofrece una amplia gama de servicios en la nube para millones de clientes en todo el mundo. Estos servicios se agrupan en diversas categorías que cubren diferentes necesidades. Aquí tienes un resumen de las principales categorías y los beneficios que ofrecen:

Computación: AWS te proporciona capacidad de procesamiento flexible y escalable, permitiéndote ejecutar aplicaciones y realizar tareas computacionales sin problemas.

Bases de datos y almacenamiento: Puedes almacenar y gestionar tus datos de forma segura y confiable utilizando las soluciones de bases de datos y almacenamiento de AWS. Esto incluye opciones para bases de datos relacionales, NoSQL y almacenamiento en la nube.

Gestión de datos: AWS ofrece herramientas y servicios para ayudarte a administrar tus datos de manera eficiente, incluyendo opciones para el procesamiento de datos en tiempo real, la migración de bases de datos y la integración de datos.

Leer También:  Introducción a Tweepi: Una herramienta poderosa para crecer en Twitter

Migración: Si deseas trasladar tus aplicaciones y datos a la nube, AWS cuenta con servicios de migración que facilitan el proceso, minimizando el tiempo de inactividad y asegurando una transición sin problemas.

Nube híbrida: Si tienes una infraestructura combinada de nube y local, AWS ofrece soluciones para gestionar y conectar ambos entornos, brindando una experiencia fluida y segura.

Redes: AWS te proporciona opciones flexibles para crear y administrar redes seguras y escalables en la nube. Puedes diseñar arquitecturas de red personalizadas y conectar tus recursos de manera segura.

Herramientas de desarrollo: AWS ofrece una amplia gama de herramientas y servicios para desarrolladores, incluyendo entornos de desarrollo integrados (IDE), sistemas de control de versiones y servicios de implementación automatizada.

Administración: Puedes administrar tus recursos de AWS de manera eficiente utilizando servicios de administración que te permiten monitorear, rastrear y automatizar tus operaciones en la nube.

Vigilancia: AWS ofrece servicios de monitoreo y registro para ayudarte a supervisar el rendimiento, la seguridad y la disponibilidad de tus aplicaciones y recursos en la nube.

Seguridad: AWS prioriza la seguridad y te brinda herramientas y servicios para proteger tus datos y aplicaciones. Esto incluye opciones para el cifrado de datos, la autenticación de usuarios y la gestión de acceso.

Gobernanza: Puedes establecer políticas y controles para administrar y cumplir con los requisitos de conformidad y gobernanza en la nube utilizando los servicios de AWS.

Gestión de grandes datos: AWS ofrece soluciones para almacenar, procesar y analizar grandes volúmenes de datos. Puedes utilizar servicios como Amazon S3 y Amazon Redshift para realizar análisis en tiempo real y obtener información valiosa.

Analítica: AWS te permite aprovechar herramientas de análisis avanzadas para extraer información significativa de tus datos y tomar decisiones informadas para tu negocio.

Inteligencia artificial (IA): Con AWS, puedes aprovechar servicios de IA y aprendizaje automático para desarrollar aplicaciones inteligentes y aprovechar al máximo tus datos.

Desarrollo móvil: AWS ofrece servicios y herramientas para desarrollar, probar y desplegar aplicaciones móviles de manera eficiente y escalable.

Mensajes y notificación: Puedes enviar notificaciones push y mensajes a tus usuarios a través de servicios de mensajería y notificación de AWS, manteniéndolos informados y comprometidos.

Estas son solo algunas de las categorías y servicios que AWS ofrece para ayudarte a aprovechar al máximo la computación en la nube y potenciar tu negocio.

Disponibilidad de AWS

Amazon Web Services (AWS) cuenta con numerosos centros de datos ubicados en diferentes países alrededor del mundo. Cuando un cliente decide utilizar los servicios de AWS, tiene la opción de seleccionar el centro de datos más cercano a su ubicación.

Imagina que eres un cliente de AWS y necesitas activar varias máquinas virtuales y almacenar tus datos de manera segura. Para garantizar la confiabilidad y la resistencia frente a posibles fallas de servidores individuales o incluso de un centro de datos completo, puedes replicar tus datos en diferentes centros de datos disponibles.

Esto significa que tus datos estarán respaldados en múltiples ubicaciones, lo que te brinda una infraestructura sólida y confiable. En caso de que ocurra alguna falla en un servidor o centro de datos específico, tus aplicaciones y datos seguirán estando disponibles gracias a la replicación en otros centros de datos.

De esta manera, AWS garantiza la disponibilidad y la protección de tus recursos, permitiéndote mantener tu negocio en funcionamiento sin interrupciones significativas debido a problemas técnicos.

Leer También:  Conviértete en un experto en diseño con Adobe InDesign

¿Qué ofrece Amazon Web Services?

AWS está presente en 190 países de todo el mundo y cuenta con una amplia red de más de 10,000 socios asociados, entre los cuales se encuentra Hiberus Sistemas. Sus centros de datos se encuentran en Estados Unidos, Japón, Australia, Brasil, Europa y Singapur, y los clientes disfrutan de varias ventajas al utilizar sus servicios:

1. Seguridad: Aunque la idea de procesar datos en una infraestructura externa puede generar preocupación en cuanto a la seguridad, AWS cuenta con certificaciones y auditorías que garantizan su confiabilidad al 100%. Cumplen con estándares como PCI DSS nivel 1, FISMA Moderate, HIPAA, SOC 1, ISO 27001 y auditoría SOC 2.

2. Bases de datos: Para los negocios actuales, tener acceso rápido y confiable a los datos es crucial. AWS ofrece una amplia gama de opciones de bases de datos, como MySQL, Oracle, Aurora, PostgreSQL, SQL Server, MongoDB, entre otras, para almacenar y gestionar datos de manera eficiente.

3. Bajo costo: Al utilizar la nube, las empresas no necesitan realizar grandes inversiones en infraestructura, lo que se traduce en costos reducidos. Además, AWS ha logrado optimizar sus operaciones, aprovechando las economías de escala, lo que se refleja en costos más bajos para sus clientes.

4. Accesibilidad: Una de las ventajas destacadas de AWS es su facilidad de acceso y la variedad de servicios disponibles para satisfacer las necesidades de los negocios. Además, AWS se adapta rápidamente a las demandas del mercado, lo que significa que constantemente se agregan nuevos servicios a su plataforma.

5. Visibilidad y gobernanza: Aunque AWS provee la infraestructura, las empresas tienen la capacidad de auditar, controlar y administrar sus datos de manera sencilla. Esto les brinda una visibilidad completa y les permite mantener una adecuada gobernanza sobre su información. Los socios pueden acceder rápidamente a la información relevante y tomar decisiones ágiles.

6. Resiliencia: Los centros de datos de AWS están diseñados para operar incluso en las peores contingencias. Es posible crear infraestructuras con un tiempo de funcionamiento del 99.99999% (menos de 4 segundos de interrupción por año), lo que garantiza la continuidad de los servicios incluso en situaciones adversas.

¿Qué es la informática en la nube?

La informática en la nube es como tener acceso a recursos de tecnología de la información a través de Internet cuando los necesitas y pagando solo por lo que usas. En lugar de comprar y mantener tus propios servidores o centros de datos, puedes aprovechar los servicios de un proveedor de servicios en la nube.

Imagina que necesitas bases de datos, almacenamiento o capacidad de cómputo para tu negocio. En lugar de invertir en la compra y el mantenimiento de equipos físicos, puedes recurrir a un proveedor de servicios en la nube. Esto significa que puedes acceder a estos servicios tecnológicos según tus necesidades y pagar solo por el tiempo y la cantidad de recursos que realmente utilizas.

Es como tener un almacén virtual donde puedes guardar tus datos y acceder a ellos cuando los necesites. Además, si tu negocio crece y requiere más recursos, puedes escalar fácilmente y obtener mayor capacidad sin tener que preocuparte por la infraestructura subyacente.

En resumen, la informática en la nube te ofrece la flexibilidad de utilizar recursos de TI según tus necesidades, sin la necesidad de invertir en servidores o centros de datos propios. Es una forma eficiente y económica de aprovechar la tecnología para impulsar tu negocio.

Leer También:  Tableau: Visualización de datos para mejorar tus estrategias de marketing

¿Cómo funciona AWS?

Ahora que ya sabes qué es la informática en la nube, te brindaremos más información sobre AWS. AWS es la plataforma de nube más completa y ampliamente utilizada en el mundo, con el conjunto más extenso y profundo de servicios. Millones de clientes confían en AWS para impulsar sus infraestructuras y aplicaciones. Tanto las startups como las organizaciones de todos los tamaños utilizan los servicios de AWS para experimentar, innovar de manera más rápida, reducir costos y ser más ágiles.

AWS se encarga de la parte pesada del trabajo, lo que te permite crear y ejecutar prácticamente cualquier tipo de aplicación, ya sea redes sociales, ciudades inteligentes, investigación genómica, videojuegos, transmisión de videos o banca en línea, entre otros. Puedes utilizar estos servicios sin costos iniciales ni compromisos a largo plazo.

Gracias al modelo de pago por uso, puedes experimentar con diversas tecnologías hasta encontrar las que mejor se adapten a tus necesidades y acortar el tiempo de comercialización. Esto permite a las startups desarrollar y lanzar productos y características más rápidamente, al tiempo que mantienen los costos al mínimo.

Los servicios de AWS abarcan una amplia gama de tecnologías, desde infraestructuras como cómputo, almacenamiento y bases de datos, hasta tecnologías emergentes como aprendizaje automático e inteligencia artificial, análisis de datos, Internet de las cosas, entre otros.

Algunos servicios te ofrecen un control total, mientras que AWS se encarga de administrar la infraestructura y los recursos subyacentes. En otros servicios, AWS se encarga de la operación y seguridad de toda la pila, por lo que solo necesitas utilizarlos. Esto se conoce como modelo de responsabilidad compartida. Tú decides cuánta carga pesada (si la hay) quieres asumir por ti mismo.

Veamos un ejemplo de AWS en acción: una base de datos relacional para una startup de comercio electrónico. Supongamos que trabajas en una startup de comercio electrónico y necesitas almacenamiento de datos relacionales para tu aplicación. Después de probar varias bases de datos relacionales, decides utilizar MySQL.

Puedes optar por instalarlo en un servicio como Amazon Elastic Compute Cloud (Amazon EC2), que es esencialmente un servidor virtual seguro y escalable. AWS se encarga de toda la infraestructura hasta el hipervisor. Todo lo que esté por encima, como la gestión del sistema operativo invitado, el motor MySQL y los datos que contiene, es tu responsabilidad.

Como startup de comercio electrónico, serías responsable de las actualizaciones, parches de seguridad, escalado, copias de seguridad, conmutaciones por error, entre otros aspectos. Estas tareas, por lo general, no están relacionadas con el núcleo de tu negocio. Una opción más conveniente sería utilizar Amazon Relational Database Service (Amazon RDS). Con unos pocos clics en la consola de administración de AWS, puedes tener la base de datos relacional que elijas en funcionamiento en poco tiempo. RDS es un servicio administrado, lo que significa que se encarga de las tareas más tediosas de administración de bases de datos, como el aprovisionamiento, parches, copias de seguridad, recuperación, detección y reparación de errores. Esto te libera y te permite centrarte en la aplicación, los datos y tu negocio.

Deja un comentario